24.6 C
Canary Islands
1:25 am martes, 20 abril 2021
Inicio Noticias Teletrabajo y educación online, la vacuna de la humanidad frente al coronavirus

Teletrabajo y educación online, la vacuna de la humanidad frente al coronavirus

Arpa net fue concebida hace 50 años como una red para garantizar proyectos de investigación avanzada entre universidades americanas. La Humanidad pudo desde ese momento compartir conocimiento a miles de kilómetros, de costa a costa, casi instantáneamente. Hoy resuenan orquestas enteras, familias, e incluso gobiernos que han encontrado en la red creada hace medio siglo las utilidades necesarias para interactuar en el mayor confinamiento de la historia del planeta. Una población global en una situación crítica y común que «confirma que lo de los nativos digitales es falso. Solo hay necesitados digitales y no necesitados digitales», señala el Jacques Bulchand. El nativo es un término acuñado por el autor estadounidense Marc Prensky en 2001, que define a aquellas personas que nacen y se desarrollan dentro del contexto cultural de las nuevas tecnologías.



La necesidad de comunicación en estas fechas de confinamiento se ha convertido en una prioridad absoluta para una sociedad que actúa para mantener la actividad, frente a un patógeno que amenaza con colapsar un sistema sanitario por la extensión de la enfermedad a causa del contacto humano, una situación que pone a prueba peligrosamente un sistema que no estaba preparado para impedir la propagación en ningún estado, aunque la respuesta ha permitido que estén liberando zonas del planeta. Pero en todo el mundo no se puede actuar de igual manera. Canarias tiene una posición privilegiada de acceso a las redes de telecomunicaciones, además de una implantación de fibra óptica en amplias zonas donde se concentra la mayor parte de la población, señala Juan Manuel Castellano, director y creador de Idecnet, empresa de telecomunicaciones que opera fundamentalmente con empresas e instituciones. Su responsable destaca la gran ventaja de las islas por contar con una penetración de conexiones de banda ancha superior a la media en España, como sucede con la fibra óptica, siendo España uno de los países con mayor extensión de red de este tipo en el mundo.



Tres cables submarinos unen las islas con nodos en el continente europeo, Telefónica, Vodafone y el Cabildo de Tenerife (Canalink) han realizado estas infraestructuras para logar que estemos muy bien conectados a la red, sin que ello signifique que no haya topes en el ancho de banda, pero cambiar o ampliar lleva tiempo y ahora, además, cualquier proyecto tendría un retraso por las restricciones que produce la cuarentena en todos los niveles, explica Castellano. Aún así, los usuarios pueden estar tranquilos porque la carga de las comunicaciones se ha trasladado de las redes de empresas e instituciones al usuario doméstico “hay capacidad excedente por cierre de la actividad empresarial, lo que ha originado un trasvase de usuarios”, explica Castellano. “Nuestra empresa trabaja fundamentalmente con el sector turístico y en redes privadas virtuales (VPN) por lo que en estos días hemos tenido mucho trabajo para ampliar equipos en previsión del incremento del teletrabajo y en corporaciones”.



Igualmente, ante la saturación en redes residenciales por el consumo de vídeo bajo demanda (Netflix o HBO, entre otras) o videojuegos, estas empresas “han optado por bajar la calidad de los videos para atender un incremento de consumo que supera el 15% en muy pocos días, tal como sugirió el comisario europeo de telecomunicaciones. Pero también hemos comprobado el cambio de usos en las redes, con el auge enorme de las videoconferencias, personales o en grupo”, comenta Juan Manuel Castellano. “Yo mismo he usado Zoom, Teams, Skype y WhatsApp video en esta jornada y diría que me han ocupado más de seis horas de las ocho que he trabajado hasta ahora. Sin duda alguna, la simplicidad de Zoom y la capacidad de funcionar con poco ancho de banda y poca CPU (unidad de procesamiento central, el órgano vital de un ordenador), gracias a lo cual en Idecnet estamos entre 15 y 25 compañeros conectados durante la jornada”.



Las familias se comunican, compran, teletrabajan, o teleaprenden «otros de los grandes héroes de esta crisis: los maestros y profesores de áreas no tecnológicas. Se les ha pedido un esfuerzo desmedido de un día para otro y han respondido de forma encomiable y, en general, creo que con espíritu positivo», afirma Bulchand.



La necesidad de comunicarse ha impulsado diversas plataformas entre las que ha tenido un enorme crecimiento la multi videoconferencia, con la consagración de Zoom, ocupando un espacio que lideraba Skipe. Si bien son varias las aplicaciones con salas de videollamada (Hangout, Jitsi…), y también wasapp ha visto crecer otra aplicación similar (Telegram), comenta el diseñador gráfico Sergio Hernández, quien añade que este confinamiento ofrece a través de las plataformas de comunicación “la demostración de lo mejor y lo peor de la raza humana en su uso. La ‘era de la información’ se torna, una vez más, en herramienta de desinformación”.



Y el mundo se conectó para superar el confinamiento planetario pero ya se había preparado «bastante bien nos está yendo para lo que podría haber sido la situación, por ejemplo, hace dos o tres años», advierte Bulchand. Pero la situación actual ha supuesto un salto en positivo para la adaptación al nuevo paradigma de las comunicaciones, según señala el experto: “Me ha encantado, sorprendido y hecho feliz (incluso) la facilidad con la que la sociedad se ha hecho y usado masivamente las herramientas tecnológicas. Sin casi parpadear. Todo el mundo habla de Zoom, de videoconferencias, como la cosa más normal del mundo”, concluye Bulchand



Toda esta interacción, instantánea y desde cualquier lugar del planeta, es fruto de una red descentralizada con múltiples caminos entre dos puntos. Y en breve se enriquecerá con miles de satélites que pone en órbita Starlink, empresa de la factoría Tesla, que ofrecerá próximamente un servicio de internet de banda ancha, baja latencia y cobertura mundial a bajo costo. Un avance que llega también de mano de la extensión del 5G, entre otros avances tecnológicos que surgieron por la necesidad de crear una red segura de comunicaciones capaz de sobrevivir a un ataque nuclear, se consolidó en una red de investigación y conexión entre universidades y mutó en la nueva forma de interrelacionarse de la sociedad global. Una red con la que el coronavirus no ha podido y se ha convertido en un escudo frente al confinamiento, facilitando servicios para organizar grupos humanos a través del teletrabajo o la formación, la información y actualizada (y lamentablemente campañas de propaganda con bulos), así como un entretenimiento sin límites.

DIRECTO

Canarias Radio
Directo
Canarias RadioDirecto

MÁS NOTICIAS