24.6 C
Canary Islands
6:41 pm domingo, 18 abril 2021
Inicio Noticias La patronal turística de Las Palmas exige el cierre por decreto de...

La patronal turística de Las Palmas exige el cierre por decreto de los hoteles

Los empresarios de hostelería y turismo de Las Palmas están «alineados» al exigir al Ejecutivo central el cierre por decreto de los hoteles, que están operativos a pesar de la declaración del estado de alarma en España por la crisis sanitaria del coronavirus.



Tal y como ha explicado a Efe el presidente de la Federación de Empresarios de Hostelería y Turismo de Las Palmas (FEHT), José María Mañaricúa, los hoteles están abiertos, atendiendo y recibiendo turistas» porque, aunque son escasas las llegadas y numerosas las salidas, «el Gobierno no ha decretado el cierre y los turistas conviven con los trabajadores».



En su opinión, los empleados «están desprotegidos», no solo a nivel de contagio del Covid-19, a pesar de que se toman medidas sanitarias específicas, sino a nivel laboral.



Ha advertido asimismo que si no se cierran los hoteles «el sector estará obligado a despedir y eso es lo último que desean los empresarios».



«No se puede mantener un hotel con baja ocupación y todo el personal dado de alta», además «con la previsión de que esto dure hasta tres meses», ha agregado.



A su juicio, «no se puede proceder a Erte ni preservar la salud de trabajadores», por lo que es «necesario» que el Gobierno «cierre los hoteles por un periodo de tres meses».



Ante la ausencia de cierre, no contemplado en el decreto aprobado este sábado en relación al estado de alarma en España, Mañaricúa ha tildado la situación de «incomprensible«, ya que los hoteleros están «muy nerviosos» y los trabajadores «desesperados».



«El turista que reservó hace cinco meses una habitación no se puede quedar en la calle, y menos aún en el aeropuerto, ya que esto no solo es inmoral e irresponsable, sino que supondría un problema de orden público y sanitario», ha subrayado.



En el caso de Mañaricúa, también director de Operaciones de Gloria Thalasso & Hotels, ha apuntado que hay «diferentes tasas de ocupación, desde un 40 a un 20 por ciento», pero que suponen «de 400 a 200 turistas en las instalaciones» y a los que hay que atender.



Si el cliente «ya ha viajado no podemos hacer nada», ha asegurado el presidente de la patronal, porque «hay una indefinición en el Gobierno que no tuvo en cuenta a los hoteles» en el decreto, algo «moral y jurídicamente ilógico».



En el caso de que el Ejecutivo cierre los hoteles, tal y como exigen los miembros del sector, «de forma unánime y alineada», Mañaricúa ha dicho que «se dará salida escalonada a los turistas, ordenada según vayan teniendo avión de regreso a su destino», de forma que «en unos días estarán en casa«, a la vez de que «se avisa del cierre para que no vengan».



Sobre el impacto económico, ha advertido que «es secundario frente a la crisis sanitaria y a la protección de la seguridad laboral, económica y de salud de los trabajadores», porque, ahora mismo, «no es el momento de hacer números».



Como ha adelantado, «si se cerrasen los hoteles el sector comenzaría con reformas y a mover la economía con proyectos de renovación» y, por tanto, «generaría dinamización en el sector de la construcción», entre otros, «en un momento muy duro».



Desde la FEHT se exige que «los responsables públicos tomen decisiones», que es lo que «desean y esperan» porque está «todo el sector hotelero muy afectado y sindicatos del sector, comités de empresa y trabajadores alineados y muy nerviosos, indignados y preocupados por la falta de medidas efectivas».



Ha recordado que los hoteles «son unidades de negocio actualmente abiertas», con los «servicios esenciales» del establecimiento, y ha añadido que se requiere «un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) por fuerza mayor y por escrito», para así poder clausurar poco a poco estos servicios.



Ha subrayado que no es seguro que «400 clientes estén comiendo junto a 40 camareros», en un ‘buffet’ donde, a pesar de las medidas extra de higiene, limpieza, desinfección y seguridad, «no se puede garantizar que no haya contagio».



Con todo, ha detallado que las mesas están separadas por metros, se cambian las pinzas cada minuto se desinfecta todo el material y los trabajadores tienen «medidas extra de prevención».

DIRECTO

Canarias Radio
Directo
Canarias RadioDirecto

MÁS NOTICIAS