24.6 C
Canary Islands
9:42 am miércoles, 14 abril 2021
Inicio Noticias Galicia y País Vasco aplazan las elecciones debido a la emergencia sanitaria

Galicia y País Vasco aplazan las elecciones debido a la emergencia sanitaria

La Xunta de Galicia y los partidos políticos de la Comunidad gallega, como previamente hicieron los del País Vasco, han decidido este lunes solicitar el aplazamiento de las elecciones autonómicas previstas para el 5 de abril ante la imposibilidad de que se pudiesen celebrar con garantías en la fecha prevista a causa de la pandemia del coronavirus.



También el lehendakari, Iñigo Urkullu, ha anunciado el aplazamiento de la cita electoral vasca, prevista para el mismo día, hasta que se supere la emergencia sanitaria, decisión compartida unánimemente por los partidos vascos con representación parlamentaria, ya que no puede garantizarse de la manera debida ni la salud pública ni el derecho de sufragio.



Igual que el lehendakari, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, que es también candidato a la reelección por el PPdeG, ha mantenido este lunes una videoconferencia con dirigentes de los partidos gallegos en la que todos han coincidido en que «no tiene sentido» mantener el 5 de abril como fecha para los comicios.



Si bien los representantes de los diferentes partidos diferían en cómo abordar una nueva convocatoria, este trámite no se llevará a cabo hasta que se levante el estado de alerta en toda España y el estado de emergencia sanitaria en Galicia, fechas ambas «inciertas», ha detallado Núñez Feijóo.



Ante la falta de acuerdo para la convocatoria de una nueva fecha, el presidente gallego ha emplazado a los grupos a una nueva reunión mañana en la que mostrará un borrador de decreto que pretende establecer «las reglas de juego», de modo que el proceso electoral se pueda retomar en el momento en el que quede finalmente suspendido


En todo caso, la Xunta, de acuerdo con la Asesoría Jurídica, redactará un borrador de decreto para enseñar a los partidos y que también enviarán a la Junta Electoral, que la semana pasada advirtió de las condiciones que se tendrían que cumplir en caso de suspender, aplazar, la convocatoria electoral en marcha.



En este aspecto, los acuerdos adoptados en Galicia distan de los tomados en el País Vasco -donde también estaban previstas elecciones para el 5 de abril e igualmente han sido suspendidas-, territorio en el que se determinó no celebrar los comicios en la fecha prevista y volver a convocarlos una vez finalizada la emergencia sanitaria.



De este modo y aunque Núñez Feijóo ha admitido que sí le gustaría que los comicios vascos y gallegos volviesen a coincidir, podría no ser así ya que el acuerdo alcanzado en el País Vasco implica la vuelta al proceso de los 54 días, mientras que en Galicia la intención es que eso no sea así, «si es legalmente posible».



El presidente gallego ha explicado, además, que ha analizado con los grupos de la oposición la situación económica y sanitaria creada por el coronavirus y ha destacado que todos han hecho propuestas similares, entre ellos, y las de las propia Xunta, con enorme preocupación, en especial, por el impacto en las pymes y en las personas más vulnerables y con menos recursos.



Por ello, ha dicho después de esta reunión que, al igual que ayer tras la videoconferencia con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y pese a las diferencias «presentes y del pasado», se queda «con lo positivo: con la respuesta del Gobierno central, de los presidentes autonómicos y de los grupos políticos en Galicia».



El líder de los socialistas gallegos, Gonzalo Caballero, ha pedido que se fije un horizonte temporal «amplio» de cara a marcar una nueva fecha en la que se den «todas las garantías» y ha señalado que el PSdeG trabaja con el 27 de septiembre como fecha de «referencia» para estos comicios ya que sería el fin de semana en el que se cumplirían cuatro años de los comicios de 2016.



En cualquier caso, desde el PSdeG, partido mayoritario de la oposición, están «abiertos a buscar el mecanismo legal que dé la mayor solidez y la mayor garantía a un proceso que es inédito» y que no está regulado en el actual marco normativo.



Desde la coalición Galicia en Común-Anova-Mareas, el candidato, Antón Gómez-Reino, ha insistido en fijar una nueva fecha por «consenso» entre los partidos que están actuando «con lealtad» al Gobierno autonómico.



No obstante, entiende que es necesario respaldo jurídico para, atendiendo también a los posicionamientos de la junta electoral, marcar una nueva fecha al ser un aplazamiento electoral un escenario desconocido.



A su vez, los nacionalistas gallegos encabezados por su portavoz, Ana Pontón, consideran que sería positivo contar con una «fecha orientativa» para las elecciones gallegas tras su suspensión.



«Entendemos que lo prioritario es hacer frente a la crisis y, una vez se ponga fin al estado de alarma y a la alerta sanitaria, tener un espacio razonable para retomar la convocatoria electoral cuando se den las circunstancias adecuadas para su desarrollo», ha sentenciado.



Pese a que Ciudadanos no tiene representación parlamentaria en Galicia, en la reunión también ha participado la candidata a la presidencia de la Xunta por la formación, Beatriz Pino.



Pino ha restado importancia a marcar una fecha para los comicios porque entiende que «ahora lo prioritario es la salud de los gallegos y, cuando toque, ya tocará hacer elecciones», según ha explicado en declaraciones a Efe.



Con estas premisas, los dirigentes gallegos encaran la próxima reunión con el presidente gallego en el marco de unos encuentros que, piden, se lleven a cabo de forma semanal para conocer el avance de la situación epidemiológica.

DIRECTO

Canarias Radio
Directo
Canarias RadioDirecto

MÁS NOTICIAS