Katsikaris y el preparador físico, Juanjo Falcón, cuentan con los doce jugadores profesionales del primer equipo amarillo.

El Herbalife Gran Canaria ha iniciado con «renovados ánimos» este lunes su segunda semana de trabajo en la ‘pretemporada de mayo’ para afrontar, en el caso de que la crisis sanitaria del coronavirus lo permita, la fase final de la Liga Endesa de baloncesto.

Así lo han indicado fuentes del club amarillo a Efe, que han destacado el buen ambiente preparatorio de la plantilla que dirige el técnico griego Fotis Katsikaris, que se ejercita en el Gran Canaria Arena -cancha y gimnasio- y en el anexo del estadio de Gran Canaria -entrenamiento físico-.

Xavi Rabaseda, capitán del Herbalife Gran Canaria

Como en la semana pasada, Katsikaris y el preparador físico, Juanjo Falcón, cuentan con los doce jugadores profesionales del primer equipo amarillo -Beirán, Rabaseda, Paulí, Fabio, Okoye, Bourousis, Cook, Shurna, Burjanadze, Costello, Harper y Lecomte- y cuatro del filial de la LEB Plata -Balcerowski, Diop, Kljajic y Montero-.

Esta nueva jornada comenzó en el Gran Canaria Arena con una nueva batería de pruebas médicas, no solo para descartar el contagio de la Covid-19, sino para conocer la analítica actual de la plantilla que, como es lógico, convive con las agujetas después de un largo periodo de confinamiento domiciliario.

Tras desayunar en el mismo recinto deportivo del barrio capitalino de Siete Palmas, los jugadores se dividieron en cuatro grupo de cuatro componentes para acometer los circuitos de trabajo de Falcón, los ejercicios de gimnasio y los lanzamientos a canasta.

Las fuentes han incidido asimismo que en todo momento el ‘Granca’ sigue «al detalle» el protocolo básico de actuación para deportistas de alto rendimiento y equipos profesionales fijado por la pandemia por el Consejo Superior de Deportes, la ACB y la Asociación Española de Médicos de Baloncesto.