24.6 C
Canary Islands
6:42 pm jueves, 22 abril 2021
Inicio Noticias El confinamiento obliga al sector pesquero a reinventarse

El confinamiento obliga al sector pesquero a reinventarse

La situación del sector pesquero en Canarias es similar al resto. La gran mayoría de la flora canaria es artesanal y agrupa a unas 800 embarcaciones.



“Estamos casi parados porque esto es una cadena”, señala el presidente de la Feredación de Cofradías de Canarias, David Pavón. Lo que más les afecta es el cierre de la restauración, el destino de la mayor parte de sus capturas, alrededor de un noventa por ciento. “Al pararse la cadena económica repercute en el productor porque las vías donde se pueden colocar el pescado se reducen”, añade.



Pavón es pescador en El Hierro. Este viernes, diez de los barcos de la flota de la cooperativa decidieron salir a faenar y capturar cinco kilos por barco, de forma testimonial, para venderlos directamente a las viviendas. Dice Pavón que si continúa la situación tendrán que buscar otra solución y vender directamente a supermercados o a domicilio. “Habrá que reinventarse”.



Destaca que no se ha tomado ninguna medida específica para el sector sino solamente las medidas generales anunciadas por el Gobierno para autónomos. El Gobierno de Canarias ha enviado una circular a las federaciones de pescadores para facilitar la comercialización del pescado a través de una empresa pública.



En declaraciones a Efe, el presidente de la Federación de cofradías de la provincia de Las Palmas Gabriel Jiménez, señala que “la paralización del turismo y el cierre de los bares se notan en el descenso de los precios porque si Madrid y Barcelona están cerradas las cotizaciones pesqueras quedan por los suelos”. Añade que los puertos están desiertos y por eso se han dedicado a calar las nasas sin levantarlas y a arreglar los aparejos en tierra. “Si esto se prolonga mucho tiempo no nos recuperamos en años”, asegura.



Sin embargo la situación de la flota atunera es algo diferente aunque igual de preocupante. La mayor flota en Canarias es la de Lanzarote. En Optuna 42 faenan con seis barcos que agrupan a unos setenta pescadores que siguen saliendo a faenar. Hace dos semanas comenzó la zafra del atún rojo y el coronavirus no es su único problema.



El primero de los problemas fue el mal tiempo, que impidió salir hacia Azores o Madeira. Los barcos se centraron en el Archipiélago y estuvieron cogiendo carnada viva para prepararse para el atún rojo.



El presidente de Optuna 42, Andrés Cedrés, dice que los barcos artesanales pueden capturar distintas especies y adaptarse a otra distribución pero que su flota lo tiene más difícil. El confinamiento ha llegado cuando hay que capturar el atún rojo. Desde hace meses, la flota viene alertando de un injusto reparto y del sistema de los cupos. Optuna tiene un cupo de cincuenta toneladas pero debe capturarlas antes del 14 de junio. A partir de esa fecha se inicia la “pesca olímpica” y se liberaliza el cupo. Todo aquello que quede por capturar lo puede capturar cualquiera. Por eso Cedrés pide al Gobierno de Canarias que aplace esta fecha hasta agosto o septiembre portque ahora es un mal momento para vender el atún rojo.



El pescado sale hacia Cádiz en barco desde Arrecife, sin problemas, y después a Madrid, pero “Mercamadrid está medio parado, no va nadie”, dice Cedrés, y el precio se ha desplomado porque a esa paralización se suma que gran parte del atún se envía a China o a Ja?ón, con los problemas que tienen ahora esos mercados. “El atún se va a vender muy mal”, insiste Cedrés.

DIRECTO

Canarias Radio
Directo
Canarias RadioDirecto

MÁS NOTICIAS