24.6 C
Canary Islands
8:30 am viernes, 23 abril 2021
Inicio Noticias Día 17: Hasta los perros están ‘dislocaos’

Día 17: Hasta los perros están ‘dislocaos’

Sólo los ladridos de los perros rompen el silencio de la ciudad. Ladran desde primera hora de la mañana y hasta que cae el sol. A alguno se le escucha, incluso, en la madrugada. Y esto es algo que pensamos casi todos.



Lo comenta una vecina al ir a tirar la basura y ver en la ventana a un conocido: “¡Hasta los perros están ‘dislocaos’! Y se escuchan risas. Las conversaciones de estos días son banales. “Hay que llevarlo con resignación” Le responde el hombre desde la

ventana. “No queda otra, mi niño”, sentencia ella, mientras vuelve a casa. Los animales son los únicos que siguen en su conversación callejera, en su código perruno.



Y es que, en este tiempo de silencio, cualquier ruido altera la calma inusual. Ya es una calma que forma parte de nuestros días. Casi necesaria para encontrar la tranquilidad que de fuerzas para seguir. Hay quienes planean viajes a Nepal para confinarse en algún monasterio budista y nosotros tenemos la cura del silencio por decreto. Una cura

que a mí me está sirviendo para reflexionar. Para ver la vida pasar, siendo un personaje de esta historia pasajera.



Mi madre me llama y me dice que no sabe ni en qué día vive. Es algo que le preocupa. Yo le digo que es normal. El ritmo nos lo marca un calendario que, en estos momentos, no nos sirve para mucho. Por no decir, para nada. Porque de nada vale que sea lunes

y haya que saltar de la cama para ir a trabajar. No hay horarios para estructurar los días que, antes, se nos hacían cortos y no nos daba el tiempo para hacer todo aquello que queríamos hacer.



Puede que no sólo los perros estén ‘dislocaos’. Estamos todos ‘dislocaos’, como dice mi vecina. Pero este ‘disloque’ debe ayudarnos a saber que el tiempo y el espacio deben ser más naturales de lo que venían siendo hasta ahora. Contemplar la vida y formar parte de ella de una manera más natural. Aprovechemos el silencio y el calendario del revés para dedicarnos a hacer todo aquello que se debe hacer de forma más natural. Que nos demos cuenta de el desapego social y familiar que ha existido hasta ahora. Y que nos queramos más que nunca y lo demostremos. En eso, al final, consiste la vida.

Vivamos.

DIRECTO

Canarias Radio
Directo
Canarias RadioDirecto

MÁS NOTICIAS