24.6 C
Canary Islands
7:06 am sábado, 17 abril 2021
Inicio Noticias Día 16: Secuelas propias del aburrimiento

Día 16: Secuelas propias del aburrimiento

Vuelve a ser lunes. Por fin hemos dejado atrás el duro fin de semana con cambio de hora, que ha trastocado, todavía un poco más, al personal en general y a algunos en particular. Se me agolpan las historias aburridas, ser original o entusiasta con algo, es difícil en esta época.



Voy a dejarlo en eso, no quiero meterme en mayores berejenales y tampoco hacerme demasiada mala sangre, deben ser secuelas más o menos graves del proceso de aburrimiento que todos llevamos encima y que, cada día, se agudiza un poco más.



Que la Real Academia de la Lengua ande ahora en apreciaciones de si el coronavirus es una enfermedad y por tanto, hay que transformar su condición de masculino por la de femenino, y en lugar del COVID-19, hay que decir la COVID-19 suena a coña marinera.



Todo lo malo ¿tiene que ser femenino?, se preguntan varias amigas mías que luchamos por la igualdad, por el lenguaje inclusivo y contra el machismo. Algunas de ellas creen que estos señores académicos están casi peor que los ultraderechosos, vamos que parecen casi buenos, teniendo en cuenta que por los menos ellos no se esconden a la hora de decir disparates.



Estoy segura que la mayoría de ustedes están de acuerdo conmigo que la actual situación de la pandemia que estamos sufriendo nos debería tener más preocupados por otras cosas que no estas matizaciones semánticas que, por cierto, siempre terminan asociando lo femenino al mal.



Siempre me he sentido muy identificada cuando alguien me llama bruja o me invita a algún aquelarre. Pensaba que era por mi naturaleza un poco gamberra pero ahora me doy cuenta que se ha convertido en una reivindicación y en una forma de ser de la que casi me siento orgullosa.



Estamos a punto de entrar en el fin de semana. Toca descansar un poco, incluso de los librepensadores de la RAE. El lunes volveremos a preocuparnos por las funerarias que están haciendo el agosto con los entierros de nuestros familiares, con los padres y madres que esperan angustiadas que sus hijos vuelvan a casa, del preocupante y duro cuidado de nuestros mayores y de sobrevivir a una semana más de confinamiento. Mucho ánimo.

DIRECTO

Canarias Radio
Directo
Canarias RadioDirecto

MÁS NOTICIAS