22.9 C
Las Palmas
7:28 pm jueves ,13 mayo 2021
Inicio Noticias Arrestan en Madrid a un presunto depredador sexual que abusó de 36...

Arrestan en Madrid a un presunto depredador sexual que abusó de 36 menores de entre cuatro y ocho años de edad

El detenido, de nacionalidad inglesa y con antecedentes por hechos similares, consiguió trabajar como docente en un colegio de la capital tras falsificar el documento que acredita la carencia de antecedentes de delitos sexuales

La Policía Nacional ha detenido en Madrid a un presunto depredador sexual de 31 años. De nacionalidad inglesa y con antecedentes por hechos similares, trabajaba de profesor en un colegio de la capital, donde han sido identificadas 36 víctimas de abusos sexuales de entre 4 y 8 años.

Tras más de un año de investigaciones, los agentes han conseguido arrestar a este hombre, que también ejercía ocasionalmente de cuidador de niños a domicilio y que consiguió el trabajo de docente porque falsificó el documento que acredita la carencia de antecedentes de delitos sexuales que sí tenía en su país.

Fuentes policiales han detallado a EFE que la detención de este hombre se practicó en junio del pasado año, pero se ha hecho pública diez meses después una vez que los investigadores de la Unidad Central de Ciberdelincuencia de la Policía han concluido el análisis del material incautado.

Desde el año 2017

Las mismas fuentes han precisado que el arrestado habría actuado en España desde que llegó en 2017 donde, antes de ser profesor en un colegio bilingüe de la capital, había residido en Zaragoza, donde trabajó como cuidador.

Según los investigadores, este profesor abusaba de menores y difundía gran cantidad de material en foros ocultos de temática pedófila alojados en la red TOR, también conocida como «internet profunda» o «deep web». Las imágenes las grababa en el propio centro educativo en el que trabajaba.

Para dar con él, los agentes han empleado complejas técnicas de tratamiento de la imagen para identificar a algunas de las menores que aparecían en los vídeos, y para eludir los anonimizadores y encriptados que el arrestado utilizaba para proteger los archivos pedófilos.

Material pedófilo

Gracias a ello consiguieron localizar uno de los escenarios, donde se pudo haber grabado gran parte del material pedófilo, el colegio de Madrid, ya que las víctimas parecían ser alumnas de Primaria

Los investigadores también averiguaron que las imágenes habían sido captadas con un teléfono móvil que tenía un sistema operativo inglés.

El avance de la investigación hizo suponer a los agentes que el pederasta era un profesor, debido a la enorme cantidad de material producido utilizando a diferentes menores.

Sin embargo, en una primera indagación, ninguno de los docentes del centro tenía antecedentes judiciales ni policiales por hechos semejantes.

Esta circunstancia provocó que la Policía profundizara en sus historiales ya que sospechaba que alguno de ellos había falsificado sus datos.

Antecedentes en Reino Unido

Así, descubrieron que el arrestado había cambiado su filiación y tenía antecedentes en Reino Unido por hechos de idéntica naturaleza a los investigados.

Concretamente, había sido condenado en su país de origen a una pena de dos años de prisión por posesión de imágenes de explotación sexual infantil, además de una sanción económica como indemnización por daños y perjuicios.

Los expertos tuvieron que emplear complejas técnicas de tratamiento de la imagen para conseguir, inicialmente, parte de la filiación de tres de las menores, que aparecían en algunas imágenes y vídeos.

Posteriormente, los agentes localizaron el domicilio del sospechoso, el que registraron de forma extremadamente compleja ya que este hombre utilizaba diferentes anonimizadores y técnicas de encriptación y ocultación que impedían el acceso al contenido alojado en los dispositivos hallados en su domicilio.

Documentos falsificados

En su casa tenía varios documentos falsificados con los que había conseguido entrar en España y trabajo como docente simulando tener un nombre diferente al verdadero y pasando desapercibido ante las autoridades.

También había manipulado el certificado, imprescindible para quien tenga contacto habitual con menores, que permite acreditar la carencia o existencia de delitos de naturaleza sexual en la fecha en que es expedido.

Los agentes se incautaron de diez efectos informáticos en los que había un gran volumen de material, y tras su análisis se puedo identificar a 36 víctimas, de entre 4 y 8 años, y determinar que, además de sus funciones como docente, también habría trabajado de cuidador de niños a domicilio.

A este hombre se le imputa la comisión de presuntos delitos de abuso sexual a menores y descubrimiento y revelación de secretos. 

DIRECTO

Canarias Radio
Directo
Canarias RadioDirecto

MÁS NOTICIAS